Nuestro Blog

¿Cómo saber cuál es la cerradura más difícil de abrir?

Buscar protección para evitar los robos en los hogares sigue siendo una necesidad muy importante hoy en día, pues a pesar de los avances que en materia de seguridad se han logrado aún siguen siendo frecuentes los ataques en las casas y los negocios. Afortunadamente ahora es más fácil contar con un mayor nivel de protección,  especialmente gracias al desarrollo de nuevos sistemas de cerraduras.

Pero si esto es así ¿Por qué aun existe una incidencia tan alta de robos en inmuebles? La razón es sencilla y obedece a que muchas personas conservan cerraduras inadecuadas en sus puertas, bien por ser de mala calidad o que por su antigüedad hayan quedada desfasadas frente a las nuevas técnicas empleadas por los ladrones. Tener una cerradura de este tipo es equivalente a no contar con ninguna, pues en realidad constituyen casi  una invitación a los intrusos a que ingresen en el inmueble, por la facilidad que para ellos representa el abrir una puerta que con tan escasa protección.  Visto lo anterior es de mucha importancia  conocer cuáles son aquellos tipos de cerraduras que resultan más difíciles de poder abrir, para de este modo tomar la decisión más acertada en cuanto la seguridad de nuestro hogar o negocio.

Aunque en principio no lo parezca, una buena cerradura es una inversión importante pues no solo nos evitará muchos dolores de cabeza, sino que también contribuirá con el ahorro de dinero al evitar la sustracción de los bienes de nuestra casa.

Usualmente buscamos métodos de protección para nuestros hogares y en ocasiones no nos damos cuenta que la forma más fácil de mantenernos seguros, es instalando el tipo de cerradura que mejor pueda proteger la puerta de la casa.

Consejos para seleccionar la mejor cerradura para evitar hurtos en el hogar

Seguramente ahora son varias las preguntas que podemos hacernos. Entre ellas estarán ¿cuáles son las mejores cerraduras? Y más específicamente ¿Cuáles son las mejores cerraduras para evitar robos en viviendas? Hay varios consejos para el momento de elegir una de ellas, pero hay que apostar por tres aspectos esencialesmarcacalidad y seguridad.

La primera recomendación es elegir siempre cerraduras reforzadas que vengan equipadas con sistema antibumping, pues es este uno de los métodos más utilizados en los intentos de robo. Aunque en el mercado casi todas las marcas tienen modelos de cerraduras que ofrecen este tipo de protección, no todas son de buena calidad por lo que puede haber variaciones en cuanto a la seguridad que brindan. Lo más recomendable para dar con la solución adecuada para su necesidad y con la cerradura de más alta calidad, es solicitar la asesoría de un profesional.  Además este podrá indicarle las nuevas tendencias y ponerle al tanto de las innovaciones en el sector de la cerrajería.

Recuerde que para seleccionar la cerradura que le irá mejor al tipo de puerta de la que dispone, los consejos de su profesional de confianza pueden serle muy útiles. Para cada situación concreta o requerimiento de nivel de protección, habrá una cerradura más indicada que otra. No hay una respuesta única ni una solución estándar.

¿Si tengo una cerradura antibumping estoy totalmente seguro en casa?

A pesar de la gran seguridad que puede aportar una cerradura antibumping no puede decirse que sean 100% efectivas ante los robos, pues aunque en relación con otras que no cuentan con este sistema aportan un plus de seguridad y resultan muy efectivas, lamentablemente no impedirán todos los intentos de robo.

La razón de ello es que existen otros métodos aplicados por los ladrones frente a los que este tipo de cerraduras no resultan suficientes. A pesar de esto debemos reiterar que instalar una cerradura con este sistema de protección sí que ayuda a reducir el éxito ante los intentos de robo, por lo que se habrá logrado reforzar la seguridad en el hogar al hacer más difícil el intento de forzar la cerradura para  abrir la puerta exterior.

Razones para elegir una cerradura antibumping

En este momento es posible que algunos se estén preguntando ¿por qué instalar una cerradura antibumping? Y la respuesta no puede ser más simple, pues porque ellas ofrecen protección contra el método de robo más empleado, ya que la gran mayoría de ladrones utiliza la conocida técnica del bumping para abrir las puertas de los hogares.

Si quiere lograr una efectiva protección de su casa y de sus bienes lo primero será asegurarse que la cerradura de la que dispone pueda resistir ante la técnica del bumping y ello solo lo conseguirá instalando una cerradura con sistema antibumping en la entrada de su casa.

Reforzar la cerradura con un escudo protector es una buena idea para elevar la seguridad en el hogar, al conseguir que ella esté menos expuesta. Lo mejor de todo es que este dispositivo podrá obtenerlo por un precio barato, que bien lo vale cuando se trata de la seguridad de nuestra casa o negocio.

Este elemento tiene un efecto disuasivo para los ladrones, quienes al ver que les costará un mayor esfuerzo abrir la puerta o que inclusive podrán  fracasar en el intento, seguramente se dirigirán a cualquier otra puerta que disponga de una menor protección.

Recomendaciones para elevar el nivel de protección en una casa

Un profesional no es solamente alguien a quien llamar para instalar la cerradura o a quien acudir cuando se nos ha cerrado la puerta con las llaves adentro o las hemos perdido. Debe ser también ese especialista que pueda sugerir los modos más eficaces para aumentar la seguridad de las puertas y para ello pueda dar algunas recomendaciones como las que mencionaremos a continuación.

Un buen profesional no solamente se conformará con instalar una cerradura de seguridad, también evaluará la puerta de la que dispone en su hogar y en función de ello puede que le recomiende colocar una puerta de alta seguridad. Con esta combinación lo más probable es que pueda mantener a los ladrones alejados de su casa, al no encontrar estos la manera de introducirse en el interior de la misma.

Otro consejo que a menudo escuchará de un profesional de la cerrajería es que a pesar de estar en casa debe asegurarse de que la puerta se encuentre siempre cerrada con llave y aun mejor si es con las dos vueltas en vez de con una sola.

También le recomendará mantener la llave puesta por adentro de la cerradura, con lo cual no solo tendrá la llave siempre a mano al momento de abrir la puerta, sino que además impedirá el ingreso de los ladrones en su casa.

Si además quiere reducir las probabilidades de que los ladrones logren expulsar la llave dejada por adentro de la cerradura, lo más indicado es que coloque esta en forma diagonal. Esta recomendación es especialmente válida durante la noche y es un método efectivo para reducir las probabilidades de éxito por parte de los intrusos al intentar abrir la puerta.

Otro consejo importante es mantenerse actualizado sobre los nuevos sistemas de protección y los avances que surjan en materia de seguridad. La razón para hacer esto es que  los ladrones trabajan continuamente para encontrar nuevas formas de violentar las cerraduras y las puertas, por lo que los fabricantes de sistemas de seguridad también deben estar constantemente en proceso de desarrollo de nuevas soluciones. En materia de protección nada es estático y periódicamente habrá que actualizar los sistemas de los que dispone si lo que realmente quiere es mantener su hogar seguro

Recuerde entonces que  es importante mejorar las medidas de seguridad cada cierto tiempo pues solamente así logrará mantener a buen resguardo sus bienes y su familia. Ante una innovación en materia de seguridad, los ladrones comienzan  a evaluar casi de inmediato la manera de burlarla y es sabido que al final casi siempre lo consiguen.

Asegúrese entonces de tener en su casa la cerradura más moderna y actual que consiga en el mercado y para ello tan solo necesitará estar al pendiente de los avances y cambiar la que tiene en su puerta conforme vayan apareciendo nuevos sistemas de protección.

Los avances que han logrado los fabricantes de cerraduras y sistemas de seguridad no han logrado impedir los robos ni erradicarlos completamente, pero si han conseguido ponerles la tarea más difícil y disminuirlos en forma considerable. Las cerraduras antibumping han sido un elemento importante en este sentido y es por ello que tener una instalada en casa siempre será una buena forma de disuadir a los ladrones de su intento de  ingresar en nuestro hogar.

Recuerde que solamente un cerrajero experto será quien podrá orientarle sobre la mejor manera de aumentar el nivel de seguridad de las puertas de su vivienda  y recomendarle la mejor cerradura para conseguirlo

Solamente con una cerradura adecuada, moderna y de buena calidad conseguirá tener sus bienes y personas queridas bien protegidas dentro de su hogar, de lo contrario será prácticamente como tener las puertas abiertas de par en par invitando a los ladrones a introducirse en su casa.

Ahora que ya sabe la importancia que tiene una cerradura al momento de proteger su hogar seguramente ya habrá comprendido que cualquier gasto realizado para adquirir una de ellas en realidad representa más bien una inversión. Además hoy en día es posible conseguir buenas soluciones de protección por mucho menos dinero del que puede suponer. No lo piense más y actualice la que tiene en casa. Su seguridad y la de los suyos bien lo valen!!

Partes de una cerradura

¿Os ha ocurrido que cuando tenéis un problema con la cerradura no sabéis como explicárselo al cerrajero? Si la respuesta es sí, entonces en este artículo os enseñaremos las diferentes partes que tiene una cerradura para que cuando tengáis algún problema con ella, lo podáis solucionar. De esta manera evitáis que vuestro cerrajero emita un presupuesto, y luego resulte ser distinto ya que el problema era otro. Así que, si tenéis curiosidad o queréis aprender las partes de una cerradura, nosotros os ayudaremos para que podáis reconocerlas fácilmente, y tal vez, para que podáis arreglarla vosotros mismos.

¿Tipos de cerraduras?

Principalmente existen dos tipos de cerraduras.

Tenemos la cerradura embutida que es una de las más utilizadas. Como su nombre lo indica, este tipo de cerradura se debe instalar el interior o embutida en la puerta. Por lo tanto, sólo podéis ver el orificio dónde vais a meter la llave para abrirla y cerrarla. Son muy cómodas y su seguridad va a depender del modelo que hayáis escogido.

Luego están las cerraduras de sobreponer. Este tipo de cerradura se caracteriza por estar sobrepuesta en la puerta y no en el interior de la misma. Por lo tanto, tenéis todo el sistema a la vista. A pesar de que no es muy agradable a la vista,  su diseño varía dependiendo del tipo de seguridad que estéis buscando.

Componentes de una cerradura

Es importante que sepáis que no todas las cerraduras poseen los mismos componentes, sin embargo, os presentaremos los principales componentes de una cerradura normal para que os hagáis una idea.

Frontal

El frontal es la parte visible en el canto de la puerta. En esta parte podéis ver unos tornillos que se encargan de contener el bombín en su lugar y sujetar la cerradura de la puerta para evitar que se caiga.

Resbalón

Esta pieza, ubicada en el frontal, es la que entra y sale. Es decir, es la pieza que se retrae cuando introducís la llave para hacer girar el cilindro o cuando bajáis el manillar. En pocas palabras, es la pieza que os permite abrir la puerta.

Bulones

Esta pieza también se conoce bajo el nombre de paletón. Los bulones son piezas que se encuentran en el interior de la caja y retroceden cuando se introduce la llave en la cerradura para que esta pueda abrirse. Cundo cerráis la puerta, los bulones vuelven a salir para mantenerla cerrada.

Bombín

El bombín también se conoce bajo los nombres de bombillo o cilindro. Esta pieza es una de las más elementales de la cerradura, ya que en ella metemos la llave para poder activar el mecanismo de la cerradura. Es decir, gracias a esta pieza, podéis abrir y cerrar la puerta.

Dentro de esta categoría existen diferentes variedades. Podemos encontrar bombines redondos u ovalados, no obstante, una de las versiones más comunes son las europerfil.

Pomo o manilla

Esta seguramente es la pieza más conocida por vosotros, ya que todas las puertas tienen una. El pomo o la manilla es lo que debéis bajar o pulsar para poder abrir la puerta.

Cerradero

Esta pieza está ubicada donde se encuentra el resbalón. Es una placa de hierro que está sujeta a la cerradura y que, además, le da lugar a otras piezas como el paletón y los bulones.

Bocallave

Esta pieza solo se puede encontrar en las cerraduras que no tienen bombín. Este es el lugar dónde se introducen las llaves para abrir las puertas.

Diferentes tipos de llaves

Ahora, os presentaremos algunas llaves que son muy comunes en el mercado. Pero, es importante que sepáis que la llave depende del tipo de cerradura.

Llaves clásicas

Estas son llaves grandes que, actualmente se usan muy poco. Pertenecen a cerraduras muy grandes que se estilaban siglos atrás.

Llaves de serreta

Estas son unas de las llaves más utilizadas tanto en viviendas como en negocios. Se caracterizan por tener un borde dentado que varía para cada cerradura, y que por lo tanto es la clave para abrir la puerta.

Llaves de seguridad

Estas se utilizan, generalmente, en las puertas blindadas y se caracterizan por su sencillez y por contar con hendiduras y bordes rectos.

Llave de pompa

Estas son similares a las llaves de paleta y se caracterizan por tener dientes en ambas partes de la llave.

Llaves de paleta o paletón

Estas se utilizan sólo en las cerraduras de borjas o gorjas que están, generalmente, en las puertas acorazadas. Cuentan con una espiga en el centro de la llave y un diente que sale por uno de los laterales, a diferencia del modelo anterior.

Llaves cruciformes

Estas llaves se caracterizan por ser muy largas y llevar una espiga cilíndrica en el centro. Tiene una estructura de cruz que, a veces, puede cambiar dependiendo del modelo.

Además de los tipos que os hemos presentado, existen muchos otros en el mercado. Como por ejemplo, las llaves electrónicas, que se han puesto de moda últimamente.